En la jornada de este viernes, Diócesis de La Rioja dio a conocer el cronograma de actividades previstas por la Semana Santa y el Triduo Pascual. También indicaron las modificaciones que se llevarán adelante por la pandemia. 

El Servicio Litúrgico Diocesano señaló que las circunstancias generadas por la pandemia del covid-19 impedirán desarrollar de modo ordinario las celebraciones litúrgicas de las celebraciones de Semana Santa y del Triduo Pascual. Por eso, siguiendo las indicaciones generales y las sugerencias del Decreto I de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del 19 de marzo de 2020 (Prot. N. 153/20) y el Decreto II de la misma Congregación (Prot N. 154/20) del 25 de marzo de 2020 concernientes a las fiestas pascuales, es necesario tomar en cuenta las siguientes consideraciones, cuidando la belleza y riqueza de las mismas:

-De modo general

Los presbíteros presidirán, en la medida de sus posibilidades, las celebraciones de la Semana Santa con la participación del pueblo, de acuerdo a las últimas disposiciones dadas por el COE de cada departamento. 2. Conviene que los fieles conozcan el horario de todas las celebraciones para que puedan unirse, desde sus hogares, a través de las redes sociales y los medios de comunicación o aquellos que no los posean puedan unirse en oración. Podemos considerar la posibilidad de que los templos parroquiales y capillas permanezcan abiertos en diferentes horarios para que los fieles puedan acercarse a rezar de manera personal. 3. Téngase en cuenta lo considerado por el Decreto II de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del 25 de marzo de 2020 en cuanto a que “…las residencias sacerdotales, los monasterios y las comunidades religiosas se atengan a las indicaciones del presente Decreto.” que aquí son precisadas para nuestra Iglesia particular. 4. El Servicio Litúrgico Diocesano ofrecerá subsidios para ayudar en la oración familiar y personal, potenciando también algunas partes de la Liturgia de las Horas. Y animado la participación para aquellos que se unen a través de la televisión, la radio y las redes sociales. 5. En todos los casos evítese la aglomeración de fieles y las procesiones que dificulten cumplir el distanciamiento físico.

-Domingo de Ramos

Óptese conmemorar la entrada del Señor en Jerusalén según la Tercera fórmula: Entrada simple. En la misma el sacerdote llegado al altar lo venera, lee la antífona de entrada y prosigue la Misa de la manera acostumbrada (Cf. MR Domingo de Ramos, 16- 17). Según las posibilidades, por ejemplo, en espacios abiertos, puede utilizarse la Segunda forma: Entrada solemne, evitando realizar distribución de ramos y la procesión de los fieles. Para esta oportunidad, anunciando con antelación recomendamos prever que los fieles puedan llevar su propio ramo, este puede ser no estrictamente de olivo, sino también de cualquier árbol verde sin flor.

Para la Liturgia de la Palabra recordar que hay circunstancias pastorales que permiten la selección de una sola de las lecturas o bien solo la lectura del evangelio de la Pasión del Señor, inclusive en su forma breve. (Cf. Ordo Lectionum Misae, Dominica in Palmis de Pasione Domini). Esto para evitar la reunión de muchas personas, por tiempo extendido en espacios reducidos. En nuestras comunidades el Domingo de Ramos suele ser el día más concurrido por los fieles, distribuir varias celebraciones desde algunos días antes puede ser una buena alternativa pastoral para este tiempo.

-Misa Crismal: La celebraremos el día miércoles 31 de marzo. 1. Por la mañana tendremos el encuentro del clero como preparación, con momentos de reflexión, oración y posibilidad de acceder al sacramento de la reconciliación. Esto será en la casa de retiro Tinkunaco desde las 09:00 hs. hasta el almuerzo. 2. La misa será concelebrada por la tarde, a las 17.00hs en la Iglesia Catedral y Santuario de San Nicolás. Según la costumbre, con la bendición de los óleos y la consagración del crisma. Cada sacerdote deberá llevar alba y estola propia. En la sacristía se le brindara la casulla de concelebración y la plegaria eucarística. 3. Oportunamente se comunicará el modo de participación de los sacerdotes y de los fieles.

-Jueves Santo: Respecto a la Misa Vespertina de la cena del Señor, se recomienda: 1. Omitir el Lavatorio de los pies (que es facultativo). 2. Al final de la Misa de la Cena del Señor, el Santísimo Sacramento puede ser llevado en procesión a un tabernáculo, otro distinto del principal, que es preparado en un lugar de la iglesia, por ejemplo, en un altar lateral. 3. Solamente el sacerdote que preside, guiado por incienso, cruz y velas (todo en una sola fila, con distanciamiento físico, etc.) procede hacia el tabernáculo). Nadie más hace procesión. 4. Según las circunstancias y, teniendo presente los limites en los horarios de circulación recomendados por el COE de cada departamento pueden realizarse momentos de oración delante del monumento. Siempre respetando el distanciamiento físico, y la capacidad del templo.

-Viernes Santo:  1. La Liturgia de la Palabra debe constar de las tres lecturas y el salmo responsorial correspondiente. La lectura del evangelio puede realizarla solo el presbítero. 2 En la Oración Universal se añadirá la intención especial por los enfermos, por los que han muerto y por los que han sufrido alguna pérdida (Cfr MR Viernes Santo, 13; Decretos I y II de la Congregación del Culto Divino). Cuyo texto es el siguiente: XI. Por este tiempo de pandemia. Oremos por todos los que estamos atravesando este tiempo de pandemia, especialmente por los enfermos, por los que están en situación de riesgo, por los que han perdido a un ser querido, por los que están viviendo estos días en soledad, por los que han muerto a causa de esta enfermedad, para que frente a esta tormenta inesperada y furiosa que nos sorprendió como humanidad, podamos sentir, como los discípulos en la barca, la presencia del Señor que no nos deja solos y nos dice que no tengamos miedo.

Oración en silencio:  (Prosigue el sacerdote, con las manos extendidas): Dios todopoderoso y eterno, salud de los que creen en ti; escucha las súplicas que te dirigimos en favor de tus hijos que sufren a causa de la pandemia y con el auxilio de tu misericordia, devuélveles la salud, infúndeles paciencia y reanima su esperanza. Lleva a contemplar tu rostro a los que ya han muerto y consuela a sus familiares. Por Jesucristo, nuestro Señor. R. Amén.

3. Para la Presentación de la santa Cruz, elíjase la Primera Forma -cruz cubierta- (Cfr MR Viernes Santo, 15) o la Segunda Forma -cruz descubierta- (Cfr MR Viernes Santo, 16); y dado que la adoración a la Santa Cruz se omitirá, la triple invitación a la adoración podría estar acompañada de prolongados momentos de silencio que permitan, a los que se unen a través de los diversos medios, hacer actos de adoración. Quién preside la celebración es el único que besa la Cruz. 4. Puede invitarse a los fieles, llevar un pequeño crucifijo, con el cual realizar la veneración de la manera personal. Cómo así también invitar a los fieles que siguen la trasmisión de la celebración tener en sus manos una imagen de la Cruz. 5. Podría organizarse el rezo del Vía Crucis por las calles, respetando siempre el uso del barbijo, el distanciamiento físico y los horarios de circulación dispuestos por cada COE departamental.

-Sábado Santo: Considérese oportuno la transmisión del rezo del Oficio de Lecturas.

-Vigilia Pascual: Se proponen dos formas, previendo en ambas que los fieles –respetando el distanciamiento físico- estén ubicados en sus respectivos lugares. Omitiéndose de esta manera la procesión en el interior del templo. 1. La primera parte -llamada lucernario- se desarrollará en el presbiterio o lugar oportuno del siguiente modo: Tras el saludo inicial, omitiendo la bendición del fuego, se harán los signos sobre el cirio pascual y se encenderá, se colocará en su soporte (según las oportunidades se incensará) y finalmente, se cantará o recitará el pregón pascual. (Cfr. MR Domingo de Pascua, 13). 2. Si las circunstancias lo posibilitan, se realizará la Bendición del fuego y la preparación del Cirio como indica el Misal y de manera acostumbrada. Prevéase algunas personas que acerquen la luz hasta los fieles -que permanecen en sus lugares- para que puedan encender sus cirios. 3. Para la Liturgia de la Palabra podría optarse solo por dos lecturas del Antiguo Testamento (incluyendo la lectura del Éxodo sobre el paso del mar Rojo - Ex 14, 1 —15, 1-) antes de la epístola y el evangelio. (Cf. Ordo Lectionum Misae, Dominica Paschae in Resurrectione Domini) 4. En la tercera parte -liturgia bautismal- se procederá solo con la bendición del agua y la renovación de las promesas bautismales (se omitirá la aspersión) y la oración de los fieles. Si las circunstancias lo permiten, pueden celebrarse bautismos. Seguidamente se procederá con la cuarta parte -liturgia eucarística-. 5. Se puede invitar a los fieles a llevar una botellita con agua para ser bendecida y luego su uso en el hogar.

Cronograma

Domingo de Ramos, Misa en Iglesia Catedral a las 20 Hs, presidida por Monseñor Dante Braida.

Miércoles 31, Misa Crismal en Iglesia Catedral a las 17, presidida por Monseñor Dante Braida.

Jueves Santo, Cena del Señor, en Iglesia Catedral a las 20, presidida por Monseñor Dante Braida.

Viernes  Santo, Pasión de nuestro Señor en Iglesia Catedral a las 20 Hs.

Sábado Santo, Vigilia Pascual en Iglesia Catedral presidida por Mons. Dante Braida las 20 horas.

Domingo Pascual, Celebración presidida por Pbro Gustavo de La Puente en Iglesia Catedral a las 20 horas.

powered by social2s