La intendenta Inés Brizuela y Doria realizó la presentación del nuevo Sistema de Recepción de Pilas y Residuos de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), que consta de apostar nuevos contenedores distribuidos en los CePaR y el Palacio Municipal, para que los vecinos depositen dichos derechos.

Con esta iniciativa, la comuna se convierte en el primer Municipio de la provincia en diseñar un sistema sostenible y con participación ciudadana, para la recepción de estos elementos considerados peligrosos.

En la mañana de este miércoles, se informó sobre esta nueva disposición que surgió como un pedido dentro de las mesas del Acuerdo Capital que llevó adelante la Municipalidad y que de esta manera se suma a las campañas nacionales e internacionales para limpiar el planeta, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la ONU.

Cabe destacar además, que los contenedores son propiedad de la comuna y fueron reciclados para este fin. También, el proyecto contempla una fuerte campaña de concientización en cada sector, por lo que la Intendenta dispuso la conformación de un equipo por cada CePaR, que tendrá la tarea de informar sobre cada una de las políticas ambientales que puso en marcha el Municipio.

En cuanto a la ubicación de los contenedores, se determinó un espacio en el Palacio Municipal y en los CePaR para receptar pilas y Residuos de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos. En cuanto a las oficinas de Rentas sólo se recibirán pilas de uso particular y de uso profesional.

La Jefa Comunal recalcó que: “esto es el resultado de un trabajo de todo un año de planificación, de análisis y de estudio, la ciudad tiene un déficit enorme en la materia porque hasta hoy no hemos tenido donde depositar las pilas, la gente no sabe qué hacer con ellas y la verdad que son residuos altamente contaminantes y peligrosos”.

 Asimismo reconoció que “una pila botón, que se usa para los despertadores, puede contaminar 300 mil litros de agua. Es un tema urgente, por eso hemos decidido ocuparnos con todo el equipo, a pesar de las limitaciones que tenemos, pero con una enorme capacidad de gestión”.

Remarcando la importancia afirmó “esto se convertirá en una política de estado como todo lo que venimos haciendo para cuidar nuestra casa común, le pedimos al vecino que nos acompañe con esto, porque sin la conciencia y el compromiso ciudadano sería imposible”.

La subsecretaria de GIRSU, Graciela Juárez destacó que “la gestión apunta a construir una ciudad inclusiva y sustentable, queremos que el vecino se concientice acerca de la clasificación de estos residuos que están catalogados como residuos peligrosos, las pilas van en los contenedores naranjas y los morados son para los RAEE. Estos residuos son llevados al predio de disposición final de residuos, donde se los clasificará y se determinará su destino”.

El director de Eficiencia Energética comentó acerca de la disposición final de los materiales: “Va depender si  es pilas o RAEE, con respecto a lo primero tenemos un convenio firmado con el Gobierno de San Juan, vamos a enviar el material para su reciclado, eso se hace para eliminar la contaminación en el presente y a futuro”. Y agregó: “Los RAEE, vamos a hacer algo más  diferenciado de acuerdo al tipo de material que logremos clasificar, plásticos, vidrio, plaqueta electrónica y todo otro elemento que pueda ser reciclado o reutilizado.

Además hizo referencia a la necesidad de que el vecinos tomen conciencia y se responsabilicen con el consumo de este tipo de material para poder reducirlo.

 

powered by social2s