Se trata de la Vicegobernadora, Florencia Lopez,  quién  lo acompaño como titular en la fórmula de la  última elección. En el caso de que no acepte le seguirá un hombre del bederismo, el ex ministro de hacienda, Ricardo Guerra.

El ex presidente ocupaba una banca desde 2005 por La Rioja. Tenía mandato hasta 2023.

Después de haber dejado la presidencia en diciembre de 1999, Carlos Menem volvió a presentarse varias veces a elecciones. En 2003 intentó volver a la Casa Rosada, pero no lo logró. A partir de 2005 Menem fue senador, tras haber obtenido su banca en tres elecciones distintas.

 

Tras su fallecimiento, su banca en el Senado debe ser ocupada por otro político que haya sido elegido junto a él en la última elección. En 2017, Menem accedió a la banca del Senado por la minoría, ya que quedó en segundo lugar detrás de la lista de Cambiemos.

En ese entonces, Menem llegó al 45,5% de los votos, y fue superado por Julio Martínez -dirigente radical que había sido ministro de Defensa de Mauricio Macri-, quien tuvo el 48%.

Por eso es que la banca corresponde a María Florencia López, quien era la segunda de la lista. Sin embargo, López es la actual vicegobernadora de La Rioja, por lo que se especula con que no dejará su cargo provincial para ir al Senado. En ese caso, la banca le corresponde al primer suplente, Ricardo Guerra, exministro de Hacienda de La Rioja.

powered by social2s