A raíz del acuerdo, se encontrarán en las principales cadenas de supermercados la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos. El acuerdo entre el Gobierno nacional y los frigoríficos exportadores para la rebaja de hasta 30 por ciento en el precio de ocho cortes de carne rige desde este miércoles en los supermercados del país.

En tanto, el viernes empezarán a ser comercializados en el Mercado Central, lugar en el que los consumidores los encontrarán todos los días.

En los supermercados la oferta regirá durante los primeros tres miércoles de cada mes y fines de semana.

A raíz de este acuerdo, se encontrarán en las principales cadenas de supermercados la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos.

Estos cortes se suman a los dos incluidos en Precios Cuidados (carne picada $265 y espinazo $110), con lo que totalizan diez cortes.

Serán más de 1.600 bocas de expendio en todo el país, según detalló el Ministerio de Desarrollo Productivo al anunciar el acuerdo que se cerró con los exportadores de ABC (principal proveedor del canal supermercados), las cámaras CADIF, FIFRA, UNICA, y los supermercados agrupados en ASU (Asociación Argentina de Supermercados).

Inicialmente serán comercializados en sedes de todo el país de supermercados como Coto, Jumbo, Plaza, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día%, Libertad y Carnicerías Friar, entre otros; y también en el Mercado Central de Buenos Aires.

Fuentes oficiales precisaron que se trata de un “acuerdo anual, con revisión periódica”, y detallaron que “en esta primera etapa se congelarán los precios hasta el 31 de marzo”. En esa línea, aseguraron que estos valores “se ubican hasta 30% por debajo de los valores promedios que se comercializaban en diciembre”.

Cabe recordar que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que el Gobierno decidió avanzar primero “con la carne para poder llevar una canasta de consumo más accesible”, pero remarcó que también hay “registro de que hay aumentos de frutas y verduras”, por lo que advirtió que “ese es el siguiente paso” para un eventual acuerdo de precios similar a este, aunque señaló que se trata de un “sector más complejo”.

Esta medida se da en un contexto en el que el Gobierno busca frenar la aceleración inflacionaria que se registra desde diciembre del año pasado cuando alcanzó el 4 por ciento.

powered by social2s