Nacionales

 

Así lo resolvió la Conmebol luego de la cancelación del partido en Santiago de Chile debido a las masivas protestas que sacuden al país trasandino. River y Flamengo de Brasil jugaran la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo de Brasil en el estadio Monumental de Lima, el próximo sábado 23 de noviembre, según se confirmó oficialmente la entidad. Originalmente la sede de la definición del torneo de clubes más importante de América del Sur se iba a disputar en Santiago de Chile, pero el estallido social en ese país no permitía garantizaba la seguridad requerida para semejante evento deportivo.

Durante negociaciones que se realizaron este martes en el edificio central de la Conmebol en la localidad paraguaya de Luque, en donde estuvieron representantes del organismo, además de River, Flamengo y las asociaciones de fútbol de ambos países, y de Chile, se decidió cambiar la sede de la final.

La decisión obedeció a los graves problemas sociales que se registran en Chile, debido a las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, ya que el escenario elegido, en un principio, era el estadio Nacional de Santiago.

Lima se impuso a ciudades como Asunción de Paraguay y hasta Medellín, que querían acoger el partido, pero las partes se pusieron de acuerdo en recalar en el estadio limeño, con capacidad para 80.000 personas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios