Nacionales

 

 

El ministro del Interior Rogelio Frigerio informó que la participación alcanzó el 75%

Con el cierre de las casi 14 mil mesas de votacióndistribuidas en todo el país para la realización de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) se terminó la primera etapa para definir quién será el presidente de la Argentina desde el 10 de diciembre. Tal como estaba previsto, estos comicios ratificaron la fuerte polarización en la que está sumergida la política argentina. 

Si bien es cierto que son diez las fórmulas presidenciales que compiten por llegar al sillón de Rivadavia, la realidad es que las dos principales candidaturas son las que encabezan el actual presidente Mauricio Macri y el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández. Las ocho fórmulas restantes tienen objetivos distintos pero parecidos: algunos apuntan a superar el 1,5% de los votos para poder competir en la elección general; otros a consolidar un porcentaje de votos suficiente como para arrastrar a sus postulantes al Congreso y lograr alguna banca.

Para los equipos de campaña de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos, cuando después de las 22 empiecen a llegar los primeros resultadoscomenzará el diagramado de la estrategia para los 77 días que faltan para las elecciones generales del 27 de octubre. La clave en torno a cómo plantearán sus campañas los dos principales espacios políticos está relacionada con un detalle clave del reglamento electoral: si ninguna fórmula supera el 45% de los votos o el 40% con una diferencia de 10 puntos sobre la inmediata competidora, todo se definirá en un balotaje el 24 de noviembre.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios