Nacionales

 

Dieron positivo los barridos electrónicos que le hicieron a Juan Navarro Cádiz en su mano izquierda, un pantalón y una campera. Aguardan más estudios.

Por el doble crimen de Congreso hay dos integrantes de la comunidad gitana presos, procesados por "doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por placer".

​Se trata de Juan Jesús "Gitano" Fernández (42) y su primo Juan José "Juanjo" Navarro Cádiz (25), quienes están acusados de haber matado a tiros al diputado riojano Héctor Olivares (61) y su amigo, el funcionario catamarqueño Miguel Yadón (58). 

Los dos estaban arriba del Volkswagen Vento desde el que balearon a las víctimas en Avenida de Mayo y Sáenz Peña, el 9 de mayo pasado a las 6.50.

' alt="Juan José Navarro Cádiz, detenido por el crimen del diputado Héctor Olivares y del funcionario nacional Miguel Yadón." data-big="https://images.clarin.com/2019/05/08/juan-jose-navarro-cadiz-detenido___fvgi4tRyj_720x0__1.jpg" data-observer-function=loadLazyImg data-small="https://images.clarin.com/2019/05/08/juan-jose-navarro-cadiz-detenido___fvgi4tRyj_720x0__1.jpg" itemprop=image observer="" v:shapes="_x0000_i1025">

Juan José Navarro Cádiz, detenido por el crimen del diputado Héctor Olivares y del funcionario nacional Miguel Yadón.

Hasta este sábado no se sabía quién de los dos había accionado la pistola calibre .40 con mira láser utilizada en el ataque. Pero en las últimas horas Clarín accedió a una pericia clave que compromete al más joven de los acusados, a dos días de cumplirse dos meses del doble crimen.

Las pruebas de barrido electrónico realizadas sobre las manos y las prendas de Navarro Cádiz dieron positivo, según dijeron a este diario fuentes de la investigación. Puntualmente, los peritos de la Policía de la Ciudad encontraron restos de pólvora sobre una campera, un pantalón de jogging y la mano izquierda de "Juanjo". 

' alt="El arma calibre .40 que usaron en el ataque al diputado Héctor Olivares y al funcionario Miguel Yadón en la zona del Congreso." data-big="https://images.clarin.com/2019/05/08/el-arma-calibre-40-que___Lh9Lj46ow_720x0__1.jpg" data-observer-function=loadLazyImg data-small="https://images.clarin.com/2019/05/08/el-arma-calibre-40-que___Lh9Lj46ow_720x0__1.jpg" itemprop=image observer="" v:shapes="_x0000_i1026">

El arma calibre .40 que usaron en el ataque al diputado Héctor Olivares y al funcionario Miguel Yadón en la zona del Congreso.

Como adelantó este sábado Clarín, el juez nacional en lo criminal N° 16, Mariano Iturralde, y la fiscal del caso Estela Andrades, habían ordenado ese análisis sobre los dos acusados, sus prendas, el habitáculo completo del VW Vento, además de exámenes psicológicos y psiquiátricos completos.

El objetivo era resolver la incógnita sobre el autor de los disparos, ya que si bien Fernández y Navarro Cádiz habían reconocido estar arriba del auto esa madrugada, negaban haber tirado.

 

Miguel Marcelo Yadón, asesinado en Congreso.

Encima en la causa había elementos que comprometían a los dos primos casi por igual. Por ejemplo, el video del ataque muestra que los fogonazos de los disparos salen del lado izquierdo del auto, donde estaba sentado Fernández. Pero a la vez, el arma homicida fue encontrada en la casa de Navarro Cádiz, que también quedó filmado descartando balas sin disparar en un tacho de basura.

Los resultados de las pericias complican la situación procesal de Navarro Cádiz, pero aún no está demostrado por completo que él haya sido el autor de los tiros. Habrá que esperar los resultados de los exámenes sobre las manos y las prendas secuestradas a Fernández, además de los estudios balísticos sobre la posición y ángulo de disparo.

 

Respecto del auto, otra fuente de la investigación adelantó a Clarín que el barrido "dio positivo en el lado del conductor". Aunque ya se sabía que los tiros habían salido por la ventanilla izquierda, el análisis del resultado servirá para reconstruir la posición del tirador.

No es un dato menor que se hayan encontrado residuos de detonante sobre la mano izquierda de "Juanjo", ya que el estudio se realizó una semana después del doble crimen.

Navarro Cádiz fue detenido en Montevideo (Uruguay) y como hubo que extraditarlo, recién llegó al país el 17 de mayo. En ese contexto, el paso del tiempo podría haber conspirado contra el hallazgo de restos de pólvora. 

También queda por confirmar si la campera y el pantalón que dieron positivo son los que Navarro Cádiz usaba en ese momento. Una fuente del caso dijo a este diario que la pistola calibre .40 estaba envuelta "en un trapo". Si se trataba de la campera o el pantalón, podrían haberse contaminado con detonante.

Todavía queda por determinar el motivo del ataque: si mataron por "placer", como señala el expediente, o si es verdad lo que dice el abogado Ramón Arigós (defensor de Navarro Cádiz), que dispararon a un tacho justo cuando las víctimas cruzaban por la línea de tiro.

El doble crimen, paso a paso

El 9 de mayo a las 6.50, el diputado Héctor Olivares y su asesor y funcionario nacional Miguel Yadón caminaban por la plaza del Congreso cuando fueron atacados a tiros desde un Volkswagen Vento. En ese auto estaban Juan Jesús “El Gitano” Fernández y Juan José Navarro Cádiz, mal apodado “Cebolla” por la Policía -en realidad le dicen “Juanjo”. Yadón murió en el acto y Olivares quedó internado de gravedad.

Después del doble crimen lo primero que hizo "El Gitano" fue pasar a buscar a su primo Miguel Navarro Fernández, padre de "Juanjo". El hombre se subió al Vento de Fernández, que minutos después dejaron en una cochera privada. Según declaró "El Gitano", de allí fueron a lo de Navarro Cádiz, que estaba dormido.

Los tres, junto a otros integrantes de la familia, mantuvieron una reunión en Campana donde planificaron una fuga que no terminaron de concretar.

El que más lejos llegó fue Navarro Cádiz, que alcanzó a cruzar la frontera con Uruguay antes de que lo identificaran como uno de los autores del ataque. Lo detuvieron el 10 de mayo en Montevideo, al igual que a su padre y a Fernández, en Concepción del Uruguay (Entre Ríos).

 

La detención de Navarro Cádiz y el tiempo que demoró su extradición generó una expectativa especial sobre él. Es que mientras en Buenos Aires avanzaba la causa, "El Gitano" declaró que fue el joven el que disparó contra Olivares y Yadón.

Lo que pasó después es que "Juanjo" pidió unos días para hablar porque "no recordaba nada" y más adelante declaró que él no sabía quién tiró pero que nunca en su vida había disparado.

Olivares murió el 12 de mayo en el Hospital Ramos Mejía. El 24, el juez Mariano Iturralde procesó al “Gitano” y a “Juanjo” por “doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por placer”. El fallo fue confirmado por la Cámara Nacional de Apelaciones el 19 de junio pasado. Por ese delito podrían ser condenados a prisión perpetua.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios