Nacionales

 

El gremio pretende un aumento paritario del 20% más un bono de 16 mil pesos, como se acordó en Capital Federal. El próximo jueves las partes se reunirán de nuevo para intentar acercar posiciones

La reunión entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y los representantes empresariales de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) no llegó a buen puerto y el gremio anunció un paro con movilización para el viernes 12 de julio.

El sindicato de los choferes pretende alcanzar un acuerdo salarial similar al que lograron sus pares en Capital Federal: un 20% de aumento y un bono de 16 mil pesos en tres cuotas.

Desde UTA, se comunicó que tras la finalización de la conciliación obligatoria "no se encontró siquiera una respuesta que se acerque mínimamente a la pretensión de recomposición salarial para los trabajadores del transporte colectivo de pasajeros del interior del país".

"Se ha resuelto realizar un paro con movilización para el día 12 de julio, como medida de protesta atento la postura adoptada por todos los actores que intervienen en el proceso de discusión de salarios", agregaron desde el gremio.

En otro pasaje del comunicado, se indica: "Hacemos responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad como los usuarios de los servicios no solamente al sector empresario, que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical".

El secretario general de UTA, Roberto Fernández, indicó a Cadena 3 que si hasta el jueves 11 no llegan a un acuerdo "el 12 realizaremos un paro en todas las empresas y las provincias que no paguen el salario, que acordamos en Capital Federal".

"No reconocen el salario acordado en Capital para todo el país: un básico de 41 mil pesos hasta agosto, que después llega a 45 mil pesos. Los empresarios hablan que los gobiernos provinciales no le dan subsidio. Es un tema que tienen que arreglar entre ellos. Nosotros queremos cobrar lo acordado", expresó.

Por su parte, Guillermo Cabrera, vocero del gremio manifestó este jueves que "por una cuestión de respeto al ministro se llegó a firmar una conciliación voluntaria por cinco días hábiles hasta el 11 de julio y el 12, estaríamos en condiciones de hacer alguna medida de fuerza que es el paro que ha propuesto UTA nacional".

"Nosotros vamos a ser muy respetuosos acatando la conciliación voluntaria, más allá de que hace cuánto que venimos esperando que esta paritaria tenga solución y no la tiene por parte de los empresarios, ni del Municipio, ni de la Nación", aseguró.

"En una situación bastante complicada porque ninguno quiere destinar los fondos para que esto cambie", advirtió.

En este marco, Gustavo Mira tesorero de la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (Fatap) señaló que se solicitó por escrito que se cite a las máximas autoridades de transporte a nivel nacional y a las autoridades provinciales de cada jurisdicción "a los fines de que todos nos sentemos en la mesa y se fije una política de transporte a futuro".

"Esta problemática la vamos a seguir teniendo y por lo tanto si lo arreglamos hoy de acá a 60 días o 120 días vamos a estar renegando de la misma manera y no sabemos si los usuarios van a circular", planteó.

Según Mira, "esta política subsidiada por la Nación o la provincia, hay que definirlo de una vez, no podemos continuar con esta incertidumbre".

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios