Nacionales

 

El conflicto parecía haberse resuelto pasadas las 22, pero cerca de las medianoche se supo que el paro de transporte en Córdoba entraría en su noveno día.

 

"Lamentablemente se nos ha complicado a último momento", dijo el ministro de Trabajo provincial, Omar Sereno, y detalló que las negociaciones con los empresarios y los choferes volvieron al punto inicial, por lo que la medida de fuerza continuará.

Los delegados anunciaron que levantarían el paro porque en el ministerio les garantizaban retrotraer la situación a la conciliación obligatoria, lo que significaba dar marcha atrás con los despidos. Pero ese acuerdo, que además de las reincorporaciones comprendía pagar los días no trabajados, no fue aceptado por los representantes de las compañías. "El desacuerdo de los empresarios fue motivado por una interpretación divergente del acuerdo que firmaron el pasado 9 de junio con la UTA sobre las garantías de continuidad laboral", explicó Sereno.

 

"La medida de fuerza estaba levantada. Se presentó una situación no prevista y hoy vamos a convocar a las partes a seguir dialogando", sostuvo el funcionario provincial.

Por su parte, el intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, expresó: "Nosotros nos planteamos en iguales términos que las empresas, es decir que los trabajadores despedidos han perdido sus trabajos y las horas no trabajadas no van a ser abonadas".

Durante la jornada de ayer, el municipio implementó sistema de transporte urbano de emergencia, con fuerte custodia policial, para que la población se movilizara en forma gratuita.

La medida de fuerza es en reclamo del traslado de paritarias al básico de Córdoba, la aplicación del 21 por ciento de aumento al básico este año y por una puja interna en rechazo a la intervención de la UTA local a cargo de Luis Arcando.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios