Nacionales

 

El Gobierno realizó un Reglamento Nacional de Contingencia para establecer las obligaciones que las compañías prestadoras del servicio deberán cumplir ante situaciones de emergencia.

Establecen un plan nacional de contingencia para situaciones de catástrofe Ante una catástrofe, las compañías de telefonía celular deberán garantizar el servicio.

Una catástrofe limita el tiempo de acción a escasos segundos, con suerte un puñado de minutos, y, para poder dar una pronta respuesta o aviso del estado de la emergencia, la disponibilidad de las comunicaciones se torna vital. Es por ello que el Gobierno redactó un Reglamento Nacional de Contingencia para establecer las obligaciones que las compañías prestadoras del servicio deberán cumplir ante estas situaciones.

En ese sentido, el reglamento, que fue anunciado hoy en el Boletín Oficial será de aplicación en todo el territorio de la República Argentina y la declaración de apertura y cierre de la emergencia o desastre será efectuada por la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes, informando a los prestadores mediante los recursos y canales que a tal fin se instrumenten.

En tanto, advirtieron que “a los fines de asegurar la integridad de la red, los prestadores deberán disponer de recursos de respaldo distribuidos a nivel nacional, coordinando con los demás prestadores, de forma tal de minimizar la duración de una eventual discontinuidad de los servicios”. “Deberán contar con sistemas alternativos de suministro de energía estratégicamente distribuidos”, sentenciaron desde el Gobierno.

Y detallaron: “Tendrán redundancia de la red mediante elementos instalados en sitio o transportables, de manera tal que permita redireccionar el tráfico en caso de emergencia o desastre. Equipamiento de red de respaldo que garantice la continuidad del servicio, recursos humanos y tecnológicos necesarios para afrontar las contingencias”.

Además, establecieron que “en los casos en que resulten afectadas las condiciones de continuidad, regularidad y generalidad, los prestadores deberán gestionar las medidas pertinentes a los fines de establecer una red de emergencia, mediante la cual se prestará un servicio de comunicaciones afín a la situación emergente, y cuya finalidad sea la protección de la población y bienes, garantizando el acceso irrestricto a los servicios de emergencia”.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios