Nacionales

 

 

El jefe del bloque del PJ en el Senado descartó de manera categórica que durante esta etapa de la investigación por las millonarias coimas de la obra pública se vaya a proceder a quitarle los fueros a la ex presidente

A raíz del escándalo con los bolsos de coimas provenientes de la obra pública, que se destapó por las anotaciones de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo, el juez Claudio Bonadio citó a indagatoria a Cristina Kirchner porque el circuito del dinero terminaba en la Quinta de Olivos y en la casa de la ex presidente en Recoleta, ubicada en Juncal y Uruguay.

Esta medida trajo consigo que el magistrado pidiera, nuevamente, el desafuero de Cristina Kirchner para que pueda ser detenida. Anteriormente lo había solicitado en la causa por el Memorándum con Irán, pero Miguel Ángel Pichetto, hombre fuerte del peronismo en la Cámara alta, lo había descartado porque no había condena sobre la ex mandataria.

Ahora, a pesar de esta nueva investigación, el jefe del bloque del PJ ratificó su postura: "El Senado no procede al desafuero mientras no haya sentencia".

 

Y agregó: "El proceso penal se puede llevar a término hasta la sentencia misma sin ningún tipo de impedimento por el hecho de la existencia de fueros".

A pesar de esto, Bonadio está decidido en avanzar en el desafuero. Infobae confirmó que prepara para las próximas horas el envío del nuevo pedido y así Cristina Kirchner tendrá dos desafueros pendientes. Gabriela Michetti, presidente del cuerpo, pasó buena parte de la tarde en su despacho de Casa Rosada y se aprestaba a contestar la inquietud del magistrado al cierre de hoy.

La insistencia del juez se basa en que en la otra causa en la cual pidió el desafuero -Memorándum con Irán- todas las las personas que fueron detenidas en su momento ya fueron excarceladas. Entonces, para evitar que suceda esto con la ex mandataria, se vuelve a formular el pedido de desafuero porque el juez la considera la jefa de una asociación ilícita.


Además del desafuero, Bonadio solicitó autorización al Congreso para allanar el departamento de Recoleta de la ex jefa de Estado, algo que tampoco está permitido por las fueros que le brinda el Senado.

La ex presidente será indagada el 13 de agosto. También fueron citados, entre otros, el ex ministro Julio De Vido, su secretario, José María Olazagasti, el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, y el secretario general de la Presidencia y luego jefe de los espías Oscar Parrilli. Todos aparecen nombrados en los cuadernos donde Centeno hizo una bitácora de la corrupción.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios