Nacionales

 

La Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac) estimó que en Córdoba el litro de Súper se debería vender a $ 38,46 y la Premium a $ 43,98. (Foto: gentileza Car and Driver).

La Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac) estimó que en Córdoba el litro de Súper se debería vender a $ 38,46 y la Premium a $ 43,98. (Foto: gentileza Car and Driver)

El atraso en los precios de los combustibles llegó a niveles récord. Según la última estimación de los dueños de las estaciones de servicio, en lo que va de 2018 el desfasaje del precio de la nafta Súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires escaló al 40%.

Los números de los estacionaros son abrumadores. El 24 de enero pasado, pocos meses después que el Gobierno de Mauricio Macri liberó el mercado, el crudo cotizaba u$s 69,35 y el tipo de cambio se ubicaba en $ 19,90. Ese mes el barril pesificado costaba $ 1.380,07.

Pasados 164 días, el mismo barril hoy vale $ 2.188,52, un 58,58% más, que si se le resta el 18,07% de incrementos aplicados en el mismo período, arroja el sideral porcentaje de 40,51% de rezago.

Hoy el litro de Súper se paga $ 27,83. Si se proyecta el guarismo completo, la nafta más barata debería costar $ 33,12. Pero fuentes del sector anticiparon a ámbito.com que el aumento de agosto próximo rondaría 10%, con lo cual subiría a unos $ 30,60 aproximadamente.

En paralelo, se conoció el último informe de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), donde aseguran que el atraso "con relación a los precios teóricos se incrementó nuevamente (en julio), como había ocurrido durante mayo y junio".

Gabriel Bornoroni, prosecretario de la cámara cordobesa, aseguró este viernes en diálogo con radio La Red, que "el litro de nafta Súper debería estar al precio de la Premium".

Sin contar el último incremento autorizado en la primera semana de julio por el ministro de Energía Javier Iguacel, Fecac consideró que todavía existe un deley en los surtidores que roza el 29% para el gasoil y supera el 28% para las naftas más caras en la provincia mediterránea.

El estudio elaborado por Economic Trends para Fecac tuvo en cuenta la "incidencia" del valor internacional del petróleo Brent, la cotización del dólar, los precios internos de los biocombustibles y los impuestos a los combustibles líquidos y al Dióxido de Carbono.

"Con información al 2 de julio de 2018, considerando aumentos de precios del 5% durante junio, el atraso estimado de los precios de los combustibles en Argentina es de 27,8% en el caso del gasoil grado 2; 28,7% en el caso del gasoil grado 3; 23,4% en el caso de la nafta Súper, y 25,4% en el caso de la nafta Premium", recalcaron los empresarios cordobeses.

Si a esos porcentajes se le resta el último aumento aplicado por las petroleras de 5% para los productos "común" y de entre 8% y 12% para los de mayor calidad, el atraso de precios en Córdoba ronda el 20%. Para Fecac, el litro de Súper se debería vender en ese distrito a $ 38,46, mientras que el de Premium se debería ubicar en $ 43,98.

 

Comentarios (1)

Añadir comentarios