Nacionales

 

Serían de "4 ó 5 puntos", por fuera de las paritarias ya firmadas. Así, lograrían compensar una inflación mayor a la prevista. La reunión es con más sindicalistas de los anunciados.

Para intentar frenar el primer paro general del año, el Gobierno propondrá en la reunión con la cúpula de la CGT convalidar aumentos "para julio o agosto" de entre 4 y 5 por ciento.

 

Así lo aseguraron a Clarín altas fuentes oficiales, antes de la reunión que convocó el Gobierno para este mediodía en Casa Rosada, con los triunviros Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer y referentes en materia de transporte, como el maquinista Omar Maturano y el colectivero Roberto Fernández.

 

A último momento, se sumaron Andrés Rodríguez, de los estatales de UPCN, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y el panadero Abel Frutos. Estos últimos, curiosamente, mostraron siempre muy buena sintonía con el Gobierno. En el caso de Frutos todavía se recuerda la foto que en febrero se sacó con el ministro de Trabajo Jorge Triaca, justo el día que marchaba su ex referente Hugo Moyano.

 

Las mismas fuentes descartaron la posibilidad de implementar, finalmente, la cláusula gatillo, de manera tal que se asegure de antemano a los trabajadores que no perderán frente a la inflación.

 

Aunque admitieron que sobre la mesa que encabeza el vicejefe de Gabinete Mario Quintana el Gobierno pondrá un "by pass" y se mantendrá la cláusula de revisión. ¿En qué consiste esta propuesta? Habilitar, vía decreto, un "régimen simplificado" de readecuación paritaria entre los gremios y cada sector empresarial. Y la señal política del Gobierno de que avala aumentos de 4 y 5 puntos.

 

La mayoría de las paritarias grandes ya cerraron con el número de inflación oficial proyectada para este año, 15%, que quedó desbordado por la corrida cambiaria y la devaluación. Los especialistas creen que el Gobierno ni siquiera podrá cumplir con el módico objetivo de que la suba de precios de este año sea menor a los 24,8 puntos de 2017.

 

En la reunión de este miércoles Quintana estará acompañado por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y Ernesto Leguizamón, jefe de Gabinete de Triaca, quien se encuentra en Suiza en la cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En cambio, no estará el ministro de Modernización Andrés Ibarra, quien acaba de cerrar la paritaria con los empleados públicos y no está dispuesto a subir esa oferta.

 

La propuesta que llevará el Gobierno a priori parece no ser suficiente, según lo que esbozaron los gremios este miércoles. "Reapertura de paritarias sin techo", dijo Schmid.

 

No obstante, en la CGT quieren que la suma se acerque al menos al 25% de inflación prevista para este año. Más una garantía de frenar despidos y fondear a las obras sociales más complicadas. Igual, la última palabra se dará en la reunión del Consejo Directivo, al que se dirigirán los sindicalistas ni bien salgan de Casa Rosada.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios