Nacionales

 

Aplicó un aumento promedio del 3,5 por ciento en todos sus combustibles. En el interior, la nafta premium pasó los 30 pesos.   Dos semanas después del último aumento, YPF volvió a mover los precios de los combustibles y las marquesinas de las estaciones de servicio de la principal petrolera del país amanecieron con subas de 3,5 por ciento promedio en todo el país.

Así, el litro de nafta premium Infinia pasó a comercializarse a $ 28,29 en la Ciudad de Buenos Aires. La Súper -el combustible más despachado- aumentó a $ 24,39. El gasoil Infinia subió a $ 25,07 y el común, a $ 21,52. Todos los productos aumentaron 3,5 por ciento.

YPF concentra más de la mitad del mercado de naftas. Había aumentado los combustibles por última vez el pasado 24 de enero, 4,5 por ciento promedio. Se había sumado así a sus competidoras, que en las semanas previas habían definido subas de un 6 por ciento promedio.

Desde octubre del año pasado, el Gobierno dispuso la liberalización de los precios de los combustibles en el país, un sector que hasta entonces era sujeto a revisiones trimestrales de acuerdo con la evolución del precio del crudo internacional, el tipo de cambio y el precio de los biocombustibles.

En ese marco, las empresas comenzaron este año a aplicar aumentos en los precios de venta en los surtidores sin previo anuncio.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios