Nacionales

 

En 2018, con la nueva fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de cinco puntos a la inflación”, explica el documento que tiene las firmas de los titulares de los bloques que conforman Cambiemos en la Cámara baja
Mediante un documento que contó con las firmasde los titulares de los bloques que conforman Cambiemos en la Cámara baja, se difundió un escrito donde evidencian los argumentos que tiene el Gobiernopara la reforma previsional. Incluso cuenta con la firma de Elisa Carrió, quien hasta hace algunas horas se mostraba en contra de esta modificación. "En 2018, con la nueva fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de cinco puntos a la inflación”, explica el documento que tiene las firmas de Nicolás Massot, por el PRO, Mario Negri, por la UCR y la misma "Lilita" por la Coalición Cívica.
Según trascendió, las notorias diferencias internas dentro del interbloque de Cambiemos se subsanaron durante un encuentro que se realizó, este lunes, en Casa Rosada. Durante la reunión, los jefes de los bloques que integran Cambiemos en la Cámara de Diputados unificaron y solidificaron sus argumentos a favor de la reforma previsional y sostuvieron que “en 2018, con la nueva fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de cinco puntos a la inflación”.
Es por ese motivo que el oficialismo emitió un comunicado, con las firmas de Massot, Negri y Carrió, donde explicaron y argumentaron el por qué su apoyo al proyecto aprobado en el Senado, que finalmente avanzará sin cambios, tal como se acordó con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el director ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso.
Bajo el título: “Los bloques de Cambiemos apoyamos el proyecto de reforma previsional”, el escrito destaca “los acuerdos logrados entre el Gobierno nacional, las fuerzas políticas del Senado y 23 gobernadores” en torno a la iniciativa, al tiempo que explica que “los cambios previsionales son una pieza clave del grupo de reformas propuesto recientemente por el Gobierno, que incluye el Consenso Fiscal, la ley de Responsabilidad Fiscal, las reformas tributaria y laboral; iniciativas que empiezan a poner en práctica los tres consensos básicos señalados el mes pasado por el presidente Mauricio Macri”.
Incluso seguraron que “el objetivo principal de todas estas reformas es hacer sostenibles en el tiempo la generación de empleo y la reducción de la pobreza”, ya que consideraron que la fórmula actual “es innecesariamente compleja e inestable, y no asegura el poder adquisitivo de los jubilados”. Es más, para fundamentar este argumento, los diputados pusieron como ejemplo que “en 2014, los haberes perdieron un 7% frente a la inflación”.
“Estamos orgullosos de la amplia cobertura de nuestro sistema, que alcanza al 98% de los mayores, y de la Reparación Histórica, con la cual recompusimos los haberes mal liquidados de 1,1 millones de jubilados. Ahora bien, reconocemos que la situación actual del sistema no es sostenible. Es nuestra responsabilidad como legisladores hacer los cambios necesarios para que el sistema siga siendo universal, público, solidario y de reparto”, destacaron en el documento.
En tanto ratificaron que “la fórmula propuesta es simple y transparente, y garantiza para siempre el poder adquisitivo de los jubilados. Además, es similar a la que usan los países desarrollados, estando compuesta en un 70% por la inflación y un 30% por el aumento de los salarios”, por lo cual “en 2018, con esta fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de cinco puntos a la inflación”, y puntualizaron cómo serán los aumentos el año próximo, cuando comenzaría a regir la actualización trimestral.
En ese sentido, se apoyaron en las proyecciones del Ministerio de Hacienda para estimar que en marzo las jubilaciones subirán un 5,7%, y en junio, un 5,6%, para luego crecer en septiembre otro 4,7%, y en diciembre un 4,2% extra. “Estos cuatro aumentos combinados dan un aumento total de las jubilaciones para 2018 de 21,8%, casi cinco puntos más que la inflación estimada por los analistas privados”, resaltaron Massot, Negri y Carrió en el comunicado.
De esta manera, “se garantizará al menos el 82% del salario mínimo a los jubilados que hayan hecho sus aportes”, y “esto significará un aumento extra de más de 500 pesos mensuales a partir de enero para 1.200.000 jubilados y pensionados, profundizando el carácter solidario del sistema”. En tanto, el tercer cambio permitirá que “los trabajadores del sector privado que se sientan cómodos en sus empleos, (puedan) demorar voluntariamente su jubilación y seguir trabajando hasta los 70 años”.
“Todos estos cambios reflejan el compromiso del Gobierno con la inclusión y la protección de quienes más lo necesitan. En 2018 el 76% del Presupuesto Nacional se destinará a cuestiones sociales (incluidas las jubilaciones). Es un número récord para Argentina, varios puntos por encima del promedio de 67% de la última década”, explicaron, y concluyeron: “Por eso vale la pena el esfuerzo de hoy”.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios