Nacionales

 

 

La Federación Olivícola Argentina (FOA), que nuclea a todas las cámaras olivícolas provinciales del país, envió un comunicado al Gobierno Nacional -Legislativo y Ejecutivo- este viernes pasado, abordando concretamente el aumento tarifario de energía eléctrica y los perjuicios que ocasionará al sector, especialmente en La Rioja y Catamarca. Y solicitan su revisión inmediata.

La Federación Olivícola de Argentina (FOA), en nombre y representación de sus Cámaras provinciales asociadas, se dirige a quienes implementan las políticas que se aplican para los
sectores productivos a fin de ponerlos en antecedentes que la vigencia de los incrementos de las tarifas eléctricas que se están aplicando, conducirán lisa y llanamente a la desaparición de
nuestra actividad, rubro principal en agroindustria para las provincias de Catamarca y La Rioja, y segunda en importancia para Mendoza y San Juan, además del importante aporte que
significan para Buenos Aires, Córdoba y otros estados provinciales donde la misma se encuentra en incipiente desarrollo.

En efecto, el incremento promedio ponderado del 62% (sesenta y dos por ciento), contradice el mensaje esperanzador que recibiera la población de nuestro país, originado en las
autoridades que asumieron su mandato a fines del 2015.

La Olivicultura Nacional, cuya producción tanto de Aceitunas de Mesa como de Aceite de Oliva se exporta casi en su totalidad (80% aproximadamente), además de soportar elevados costos
internos, atraso cambiario, leyes laborales cuyas propuestas modificaciones no repercuten en el análisis de nuestro números, debe enfrentar ahora este desproporcionado incremento que
no hace más que agravar una situación que proviene de larga data.

El documento señala que si hace pocos días se ha elevado un pedido para que las industrias electro intensivas como la nuestra tenga una consideración y tratamiento especial sobre las anteriores tarifas, es de
imaginar que los nuevos valores, que parten de los anteriores, no es la respuesta que la producción olivícola esperaba ni mucho menos, puede sostener.

"Podrán Uds. verificar nuestro reclamo permanente de una tarifa eléctrica para las regantes agrícolas eléctricamente dependientes junto al registro nacional de regantes de manera que
se contemple esta especial característica de producción como se lo ha hecho ya para las industrias y para los usuarios domiciliarios en similar situación", remarca.

Soslayando que las economías regionales de las provincias mencionadas absorben el 60% de la mano de obra temporal del país según las cifras oficiales, y que la inconsulta suscripción del
acuerdo Mercosur / Egipto le ha propinado un golpe de casi imposible superación a nuestra actividad, vuelve en poco razonable el incremento aplicado.

No debe escapar al análisis que si bien en algunas territorios existe riego por cauces naturales, el caudal de los mismos también debe ser suplementado con el riego mediante pozos y por
ende, que consumen energía eléctrica.

Por estos motivos, y porque cuentan las reparticiones de gobierno de incumbencia en la actividad con las cifras de los costos que afrontamos, es que nos dirigimos a Uds. solicitando la
inmediata revisión de la medida, adaptando los valores a las reales posibilidades de absorción que las empresas tienen.

Caso contrario, y dentro de un marco que dista mucho de la realidad y aún más, de nuestras expectativas, se deberá asumir la responsabilidad de imposibilitar nuestra producción a punto
tal de arriesgar su futuro inmediato.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios