Nacionales

 


Por la mejora en la recaudación, si se mantuviera la fórmula actual, el incremento rondaría el 14%. Con la modificación, no llegaría al 6%. También impacta para los beneficiarios de la AUH. Los datos de la recaudación impositiva de noviembre –con una suba del 32,5% interanual, sin considerar el ingreso del blanqueo de un año atrás–. modificaron hacia arriba el cálculo de la movilidad para los 17,4 millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de prestaciones sociales según la fórmula vigente y que el Gobierno quiere cambiar.
En lugar del 12%, calculado en base de los números a octubre, ahora el especialista Guillermo Jáuregui le dijo a Clarín que el resultado arroja un 13,2%, a cobrar en marzo de 2018. Y asegura que si la recaudación tributaria vuelve a subir en diciembre, como se descuenta, y hay alguna mejora en el salario, con la actual fórmula, la movilidad del semestre calendario –julio/diciembre– superará el 14,5%.
Estos números se explican porque la actual fórmula de movilidad se calcula por semestre calendario en un 50% por la evolución de la recaudación tributaria por beneficio y el otro 50% por la suba de los salarios, según INDEC o Ripte-Trabajo, de ambos el mejor. Así cada mejora en cualquiera de esas dos variables empuja hacia arriba el porcentaje de movilidad.
En cambio, la nueva fórmula que impulsa el Gobierno, y que ya tiene media sanción del Senado, toma en cuenta en un 70% la variación de la inflación y un 30% la de los salarios formales (Ripte) y se aplicará en forma trimestral.
De esa manera, se elimina la variación de la recaudación tributaria, disminuye la incidencia de los salarios y se incorpora en un 70% la evolución de la inflación. Además, fija que el próximo primer aumento se aplicará en marzo de 2018, según la variación de los indices de julio-septiembre de 2017.
Esta modificación implica que en lugar de recibir el aumento ahora estimado en más del 14,5 %, en marzo de 2018 los alcanzados por la movilidad tendrán un incremento del 5,7%, que es lo que arroja el 70% inflación/30% Ripte de julio-septiembre de 2017.
Así, por ejemplo para una jubilación de $ 10.000, en lugar de un aumento de $ 1.450, el incremento será de $ 570.
Se calcula que estas diferencias representan para el Gobierno un “ahorro” en el pago de las prestaciones sociales de más de $ 120.000 millones, monto que sería aún mayor si los datos de la recaudación tributaria de diciembre llevan la actual fórmula de movilidad por arriba del 14,5%.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios