Nacionales

 

Hace unos 10 días ingresó por la mesa de entradas y pronto se comenzará a tratar en la comisión de Energía un proyecto de ley que buscará generar un consumo más eficiente del gas.

Cada artefacto consume 15 m3 al mes sólo de estar en modo pasivo. Se analiza una baja de aranceles en la importación de partes para su fabricación.
Andrea Heins, subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minería, adelantó la iniciativa en una conferencia de prensa en donde presentó la segunda edición del Plan Estímulo al Ahorro que se lanzará en junio, específicamente por un aumento del consumo de gas que se da en los meses de invierno.
El objetivo es que los calefones posean encendido electrónico, para que el aparato no gaste gas casi todo el tiempo, incluso cuando no es utilizado. "No sabemos desde cuándo se dejarían de comercializar los calefones con piloto, depende de cómo se avance en el Congreso", aseguró Heins ante la consulta de Infobae en la conferencia.

Publicidad
A su vez, agregó que también se estudia una baja de aranceles a los componentes que hoy se importan para el armado de este equipo, pero que esa posibilidad es analizada junto al ministerio de Hacienda.
El proyecto es impulsado por la senadora nacional del bloque UCR Alianza Cambiemos por Mendoza, Pamela Verasay, y tiene un sustento importante en un proyecto que había presentado hace tres años Ernesto Sanz, pero que en su momento no avanzó.
"Si todos los pilotos de los calefones estuvieran apagados durante un año, se importarían 10 barcos menos de Gas Natural Licuado (GNL) anuales", ejemplificó la subsecretaria. Esto tendría un impacto directo en los dólares que eroga el país en términos de importación de energía: la Argentina importó 76 barcos de GNL durante 2016.
La fundación Vida Silvestre realizó sus propios cálculos y puso la lupa sobre el consumo de cada calefón.
"Los pilotos de los artefactos a gas consumen, en su modo pasivo, 0,5 metros cúbicos de gas por día". Esto equivale a 15 metros cúbicos de gas al mes desperdiciados por cada artefacto que cuenta con un piloto "simplemente esperando a ser utilizado".
"Si se tiene en cuenta que en la Argentina hay cerca de 6 millones de calefones, se encuentra un consumo total constante y pasivo de unos 3 millones de metros cúbicos al día. La importación de este gas por barco cuesta cerca de USD 1,5 millones por día, lo que equivale unos USD 500 millones anuales", agregó la fundación.
En diálogo con Infobae, Carlos Tanides, responsable del Programa Energía y Clima de Vida Silvestre, aseguró que hay datos sobre cuántos calefones sin piloto hay entre los consumidores, pero "seguramente son pocos". "Nosotros apoyamos que estos equipamientos no tengan piloto, como lo habíamos hecho en su momento con la iniciativa de Sanz que no prosperó", especificó, en referencia al proyecto presentado en 2014.
Tanides dijo que no es necesario un proyecto de ley para prohibir los calefones con pilotos, pero opinó que el Gobierno busca "darle más peso político desde el Congreso".
El proyecto de ley toma datos de la Cámara de Artefactos de Gas de Argentina (CAFAGAS), en el que se especifica que el parque de equipos de calentamiento de agua es 70% de termotanques y 25% calefones.
En la actualidad, hay 8.620.548 usuarios residenciales de gas natural en todo el país, y los consumos pasivos son del orden de 5 millones de metros cúbicos por día. "Equivale a un tercio de las importaciones de gas natural licuado (GNL), el gas más costoso de importar", subrayó el proyecto.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios