Nacionales

 

 

La ex presidente encabezó el acto central de Unidad Ciudadana, antes de los comicios del domingo. Qué pasó en el estadio de Racing

Primero fue el justicialismo, luego el Frente para la Victoria, después La Cámpora y ahora, bajo el paraguas del frente Unidad Ciudadana y por fuera de su partido, Cristina Kirchner lideró un multitudinario acto con el que buscó volver a las fuentes peronistas. De cara al próximo domingo, la ex presidenta piensa en los votos de Sergio Massa y de Florencio Randazzo, apuesta a una transferencia desde 1País y Cumplir, pero tras años de aislamiento endogámico se posiciona para el lunes 23, fecha en la que para algunos peronistas arranca el poskirchnerismo.

Antes de que llegara a la cancha de Racing Club le hicieron el "aguante" muchos de los intendentes del PJ (Gustavo Menéndez, Fernando Gray, Verónica Magario, Mariano Cascallares, Ariel Sujarchuk, etc), que hablan con los que hace rato se fueron del PJ y los que se juntaron días atrás con Miguel Ángel Pichetto para empezar a conversar sobre el futuro del peronismo. Sobre el escenario-isla 360º (que el macrismo y hasta Massa hace rato usan) la candidata a senadora por Unidad Ciudadana le apuntó a Margarita Stolbizer sin nombrarla, pero excluyó de las críticas al ex jefe de gabinete Sergio Massa y al ex ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, hoy sus adversarios de turno.

La organización del acto había pedido que al campo fueran familias con banderas celestes y blancas y las agrupaciones a las tribunas. No hubo cumplimiento unánime y alrededor de la isla donde habló primero Fernanda Vallejos, luego Jorge Taiana y después Cristina Kirchner se confundieron banderas políticas con la argentina, incluso en el inicio lanzaron bombas de humo y al cierre bengalas rojas y verdes desde una de las bandejas más altas. La candidata está más disciplinada en esta segunda etapa de campaña y apareció en el Cilindro a las 16.26 vestida con remera blanca y una camisola larga en tono celeste. No fue la única: Taiana vistió de impecable blanco y la candidata a diputada nacional por Buenos Aires y secretaria general de Sitraju, hincha además de Racing, llegó vestida con una camisa a rayas gruesas celestes y blancas y saco corto azul. Mucho antes que todos ellos, cuando el estadio recién abría sus puertas, el catalán Antoni Rubí se sentó en una tribuna a supervisar los últimos preparativos de un acto que mezcló sus consejos con las habituales prácticas peronistas.



La coexistencia de símbolos redujo mucho las tradicionales banderas de La Cámpora, reemplazadas ahora por el sol de Unidad Ciudadana. Pecheras con el mismo logo usaron los militantes que formaron cordones sobre el Puente Pueyrredón desde donde caminaron hacia el estadio con Máximo Kirchner al frente de la columna. La agrupación del hijo de la ex mandataria se ubicó en la tribuna frente al escenario y estrenaron una bandera que al desplegarla cubría a todos bajo la frase: "Te juro que mañana volveré". De cada lado hubo banderas con la imagen de Néstor y Cristina Kirchner.

Después de la previa que duró cuatro horas, animada por una locutora y el humorista "Pibe Trosko", subieron al escenario intendentes, dirigentes y candidatos. De la lista de aspirantes a diputados nacionales los más aplaudidos y casi ovacionados fueron el ex intendente Fernando Espinoza y el titular de la CTA Hugo Yasky. En el aplausómetro ganaron también el radical Leopoldo Moreau; el secretario general de los Curtidores, Walter Correa; el científico Roberto Salvarezza y, un poco atrás, el ex candidato a presidente Daniel Scioli. Sólo hubo tres discursos: el de Vallejos (interrumpida varias veces con cantos pidiendo por Cristina), el de Taiana y el de CFK. Los tres coincidieron en mencionar máximas peronistas, desde la lealtad (que se conmemora este martes 17); "los trabajadores", "la soberanía económica" y llamativamente en el caso de Taina y Cristina con varias referencias a la soberanía de Malvinas por los recursos naturales y especialmente el petróleo.


En esa línea, Vallejos arrancó señalando a los candidatos: "Acá no hay hijos del poder económico pero sí del pueblo trabajador". Y logró silbidos al nombrar al "equipo" del presidente Mauricio Macri, al que criticó. Los candidatos a senadores también apelaron a un discurso ideológico. Taiana hasta alentó a las tribunas varias veces a cantar consignas como "vamos a volver", "Patria sí, colonia no" y "el que no salta es un inglés". "Este gobierno pagó a los buitres hasta lo que no le pidieron", subrayó caminando por la larga pasarela entre el escenario rectangular y la isla 360º. Y en concordancia con lo que varios intendentes dijeron off the record, el candidato en segundo lugar para el Senado por Buenos Aires, señaló que "tenemos a la mejor candidata, Cristina Fernández de Kirchner, no podemos dejarla sola, tenemos que acompañarla cuando se enfrenta a un bloque de poder del Ejecutivo provincial, el Ejecutivo nacional y el Ejecutivo de la Ciudad, además del poder económico, financiero, buena parte del poder judicial y de los grandes medios". En el cierre pidió recorrer barrio por barrio, calle por calle y casa por casa, especialmente en el tercer cordón, para "convencer a todos los peronistas, a esos compañeros que votaron otras opciones, que voten la lista de Unidad Ciudadana".

La prédica de Cristina Kirchner también apuntó a recuperar el voto peronista en la última semana. De hecho la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, se mostró muy optimista antes del acto y aseguró que en estos días Unidad Ciudadana recupera votos de muchos matanceros que "no pueden más".

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios