Locales

 

El gobernador Ricardo Quintela participó de una reunión de gabinete en la que estuvo además el equipo asesor de salud donde se evaluó la situación actual respecto del aumento exponencial de casos que se registraron en los últimos días lo que se suma a los siniestros viales, todo producto de una mayor circulación y sobre todo por reuniones no esenciales. Los especialistas manifestaron su preocupación por qué en 10 días la disponibilidad de camas en UTI creció, por lo tanto para evitar saturación a futuro es que se declaró la emergencia naranja en toda la provincia. En las próximas horas se dará a conocer los alcances de manera conjunta con Nación.

En ese sentido desde Salud, se hico una presentación de los casos acumulados y de las defunciones donde se notó en el ascenso de la curva  y el impacto que tuvo la circulación de la gente. Por otra parte manifestaron que los recursos críticos de la provincia está próximo a colapsar ya que hubo una mayor ocupación de camas por lo que solicitaron que se tomen medidas para garantizar los recursos críticos y brindar la atención a todos los casos de manera adecuada. En este sentido puntualizaron que en el Hospital Escuela y de Clínicas Virgen María de Fátima la ocupación de camas en UTI pasó en los últimos 10 días de un 44 a un 89 por ciento, aumento que también se vio reflejado en los demás nosocomios y en los efectores del sector privado donde la saturación es superior al 50 por ciento.

En tanto que también se advirtió que en el Hospital Enrique Vera Barros –que será sostén en la atención de pacientes con COVID- se espera que si la situación no se revierte en los próximos 10 días “sigan entrando pacientes graves lo que llevará a tener saturado el hospital. Tenemos gmiedo de que haya un colapso en los próximos días”.

“Hay mayor ocupación de camas principalmente porque hay un incumplimiento por parte de la sociedad de las normas establecidas como la ausencia de distanciamiento social, el bajo uso del barbijo, la organización o asistencia a reuniones familiares, con amigos que están prohibidas sumado a una mayor circulación innecesaria lo que también se traduce en que haya un crecimiento de enfermedades respiratorias y accidentes viales lo que agrava el cuadro propio que tenemos por el Covid”, expresaron.

Resaltaron que los pacientes mayores de 60 años y particularmente aquellos con comorbilidades sobre todo diabetes e hipertensión son los más comprometidos, en este sentido mencionaron que si bien los jóvenes no corren alto riesgo de mortalidad, actualmente son los principales vectores de contagios de sus familiares por lo que llamaron a tener “a una mayor conciencia ciudadana” al tiempo que plantearon que se nota un desinterés por los adultos mayores y una pérdida del miedo que es alarmante.

Finalmente se informó que en base a la situación expresada, el gobernador de la Provincia, Ricardo Quintela declaró el alerta naranja en toda la provincia e indicó que los alcances de la misma se darán a conocer en las próximas horas en base a una decisión conjunta que se tomará con autoridades nacionales. Al mismo tiempo adelantó que se recrudecerán los controles, en particular teniendo en cuenta la proximidad del Día del Niño y el fin de semana largo.

Además de los ministros y ministras del Ejecutivo Provincial y del equipo asesor de Salud, estuvieron presentes la vicegobernadora Florencia López; la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Teresita Madera y el presidente del Bloque Justicialista, Antonio Godoy.

 

 

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios