Locales

 

De esta manera no podrán ser destruidas, relocalizadas, vendidas o restauradas. Tras la medida, desde la Comisión Nacional de Monumentos ponen el acento en el turismo.  El Gobierno nacional declaró monumentos históricos nacionales a dos esculturas emblemáticas emplazadas en la ciudad capital. Sin dudas, la medida resulta beneficiosa para el patrimonio cultural de la provincia.

Se trata de la obra del Tinkunaco que está ubicada frente a la Iglesia de Las Padercitas (en la zona de La Quebrada) y la la imagen de Pedro Ignacio de Castro Barros, que está en la Plaza 9 de Julio.

Estos exponentes patrimoniales se encuentran inmersos en un paquete total de 124 obras de todo el país.

¿Qué significa?

Esta declaratoria significa que estas, al igual que las 122 obras restantes, no podrán ser destruidas ni relocalizadas, vendidas o restauradas sin una consulta a la comisión que tiene por sede el Cabildo de Buenos Aires.

La obra del Tinkunaco es autoría del escultor Mario Aciar mientras que la imagen de Pedro Ignacio de Castro Barros pertenece a Garibaldi Affani.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios