Locales

 

 

 

Autoridades de la Cámara Nogalera de La Rioja plantearon al ministro de Producción y Desarrollo Económico Fernando Rejal, problemáticas particulares de la actividad dentro del proceso productivo para esta época del año y las previsiones para la cosecha 2019. Además se analizaron las generalidades del sector en el contexto provincial y nacional. Del encuentro participaron el ingeniero Carlos Augusto de la Vega, presidente de la Cámara Nogalera de la Rioja, acompañado por Carlos Enrique Sassuola, tesorero.

Organización

La Cámara Nogalera de La Rioja nuclea a más de trescientos socios de diferentes superficies, que van desde los tres mil metros cuadrados hasta cuarenta o cincuenta hectáreas. El 90 % de los productores son minifundistas que tiene menos de tres hectáreas, distribuidos en los departamentos nogaleros como Felipe Varela en las localidades de El Zapallar y Aicuña, en Chilecito en la zona de Miranda, Sañogasta, Santa Florentina y ahora también Malligasta, Nonogasta con variedades que necesitan menos horas de frío desarrollándose plantaciones de nogales adaptadas a zonas un poco más cálidas, en Famatina la producción va desde Angulos hasta Rincón de Reyes, se extiende a Los Sauces, Sanagasta y la Costa Riojana.

Crisis nacional

“A raíz de una serie de inconvenientes del sector como retrasos en las ventas, la producción, los precios se está atravesando un momento complicado”, explicó el titular de la Cámara Nogalera de La Rioja Carlos de la Vega.

“La economía está pasando un momento difícil, el consumo de nuez se reduce ya que no es un alimento de primera necesidad. Los mayoristas que nos compraban de Buenos Aires tienen mucha nuez acopiada sin vender, lo que genera que no adquieran y provoca que mucha nuez esté todavía en manos de los productores”.

Censo y previsión

El presidente de la institución en relación a la reunión con el doctor Fernando Rejal expresó, “el ministro nos dio muy buenas noticias ya que hay un censo realizado por el gobierno provincial financiado por el CFI (Consejo Federal de Inversiones), que nos permite conocer en cada localidad cuantas plantas hay de cada variedad y en función del clima que tengamos cada año, cuántos kilos podemos disponer de cada una de las calidades”.

Otro de los beneficios que arroja la certera información del censo nogalero está planteado en la reconversión, el ingeniero de la Vega detallaba, “la reconversión se viene desarrollando desde hace más de 15 años y todavía no se pudo llegar a un 80 % por la pérdida de producción que conlleva, este censo nos favorecerá con la información de dónde hay que intensificar para ver la forma de convencer a los productores, para dar continuidad a la reconversión lo más rápido posible”.

Optimización del agua

Otro de los temas planteados en la reunión con el ministro Rejal fue la utilización del recurso hídrico, el presidente de la Cámara Nogalera explicó que hay posibilidades de desarrollar módulos de riego por goteo, para capacitar a los productores para un uso eficiente del agua y abordar esa problemática, “el ministro nos ofreció módulos demostrativos para la capacitación en distintos puntos de la provincia”.

“Además nos informó sobre un proyecto aprobado vía PROSAP destinado a presurizar el sistema de riego productivo en Los Molinos en el Departamento Castro Barros, que está en la instancia de licitación”, dijo de la Vega agregando, “no están comprendidos todos los socios de la Cámara Nogalera pero en esa localidad tenemos un grupo de socios importantes que se verán beneficiados. Además ese proyecto se extendería a la localidad de Pinchas”.

Cosecha 2019

“Se están manteniendo reuniones con la Secretaría de Trabajo por la proximidad de la cosecha, organizando las pautas y las medidas a tener en cuenta con los obreros y la logística en general”.

Ampliando la información sobre el particular el ingeniero Carlos de la Vega manifestó, “la próxima cosecha depende del clima, estamos siendo amenazados por el granizo, problemas de sequía y eso condiciona, hay que tener en cuenta que la cosecha comienza en febrero o marzo y termina en abril y puede haber algunas inclemencias perjudiciales que afecten la producción. Por ahora va bien el proceso y si el clima nos ayuda será una cosecha buena”.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios