Locales

 

 


El Vaticano reconoce su martirio, el de los sacerdotes Murias y Longueville y el del laico Pedernera, asesinados en La Rioja en 1976.

La Iglesia católica en el país cuenta desde este viernes oficialmente con los primeros cuatro mártires producto de la cruel represión de la última dictadura. El papa Francisco firmó el decreto que reconoce el martirio del obispo Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, asesinados en La Rioja en 1976.

La decisión del pontífice –tras años de estudio de estos casos en la Iglesia de La Rioja y el Vaticano- implica que todos ellos serán declarados beatos –el peldaño anterior a santo- en los próximos meses, durante una solemne ceremonia en la provincia.

 

La novedad se la trasmitió por teléfono el propio pontífice al obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, quien venía promoviendo el proceso de beatificación de Angelelli, que se inició en 2014, y de los dos curas, que comenzó en 2011.

En 2014, la Justicia –tras la reapertura de la causa en 2010- había determinado que la muerte de Angelelli fue un homicidio y condenado al ex general Luciano Benjamín Menéndez y al ex comodoro Luis Fernando Estrella, por considerarlos autores mediatos.

La Rioja. - El exc omodoro Luis Fernando Estrella (i) y ex general Luciano Benjamín Menéndezel viernes 4 de julio de 2014, en el Tribunal Oral Federal de La Rioja. El tribunal condenó a prisión perpetua e inhabilitación absoluta perpetua a Menéndez, de 87 años, y a Estrella, de 81, por el asesinato del obispo católico Enrique Angelelli durante la última dictadura militar (1976-1983), y también fueron hallados culpables de la tentativa de homicidio de quien acompañaba al religioso, su amigo Arturo Pinto. EFE/Gabriela Lescano la rioja Fernando Estrella Luciano Benjamin Menendez exmilitares condenados por el asesinato del obispo militares de la ultima dictadura militar juicio represores condenados a cadena perpetua
Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella fueron condenados por el homicidio de Angelelli.

 

“El Santo Padre me avisó por teléfono que había firmado el decreto un ratito antes”, le contó a Clarín monseñor Colombo.

Agregó que el Papa “estaba muy feliz de haberlo hecho y me lo quería comunicar formalmente. Fue –destacó- un gesto extraordinario de su paternidad para con la Iglesia riojana”. Por lo demás, Colombo dijo que ahora se inician en la provincia los preparativos para la ceremonia de beatificación, pero que todavía no podía precisar cuándo sería.

Este tipo de ceremonias son presididas por el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios