Locales

 

 

 

El acto de inicio de clases fue encabezado por la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Adriana Olima, junto a los ministros de Gobierno y de Educación, Alejandro Moriconi y Juan Luna, respectivamente. En la ceremonia se les dio la bienvenida a los alumnos ingresantes al primer año, y se ratificó el rumbo por el que transita la institución respecto a la formación integral de los agentes de seguridad.

Tras el paso de la insignia patria, los saludos protocolares, la entonación de los himnos Nacional y Provincial y la invocación religiosa a cargo del capellán policial presbítero Pablo González; el acto formal de inauguración del ciclo lectivo del instituto de formación policial dio inicio.

Estuvieron presentes además el diputado provincial, Elio Díaz Moreno; la ministra de Desarrollo Social, Griselda Herrera; los secretarios de Seguridad, José Manuel de la Fuente; de Prensa y Difusión, Luis Solorza; de Ambiente, Santiago Azulay y de Educación Rita Abdala y María Martínez, junto a instituciones educativas invitadas y familiares de los alumnos.

En la oportunidad, la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Adriana Olima, saludó a los alumnos de segundo y tercer año del instituto y dio la bienvenida a los ingresantes.

En su alocución, hizo hincapié en el trabajo articulado entre los Ministerios de Gobierno y de Educación en pos de mejorar la formación policial de la provincia: “Este trabajo en equipo es para que ustedes el día de mañana sean buenos servidores de la comunidad”.

Además, pidió “no olvidarnos de Emanuel Garay” y sostuvo que esta instancia de formación tiene “otra mirada a partir de un trabajo articulado encomendado por el Gobernador”.

A su vez, el ministro de Gobierno, Alejandro Moriconi, señaló que los organismos responsables de la formación policial “redoblamos nuestro compromiso que está centrado en darle a la población la confianza de brindar una seguridad eficiente para que el pueblo viva en armonía, paz y equilibrio”, al tiempo que detalló que la currícula se integra con contenidos pedagógicos y didácticos y a la vez con conocimientos técnicos, tácticos y operativos “que les va a permitir a los agentes responder con seguridad frente a cualquier situación de conflicto que se presente en la sociedad”.

Además, planteó la necesidad de que los alumnos basen sus actos a partir de tres pilares para su vida personal y profesional: El respeto; el compromiso con el servicio y la solidaridad, para ayudar al prójimo.

Por su parte Ilda Lucero, directora del instituto, indicó que la tarea que le toca como titular de la institución la realiza con “compromiso, convicción y honor” y consideró que el proceso por el que atraviesa la escuela de formación policial va a “garantizar que los agentes sean profesionales y que esto signifique un cambio profundo en las fuerzas de seguridad”.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios