Locales

 

Es que el gremio bancario confirmó un paro nacional en esa fecha, en rechazo al 9% que ofrecen las entidades de aumento para el 2018. Además, el 19 y 20 del corrientes más habrá otro paro pero de 48 horas si no se destraba la paritaria.  La conducción de la Asociación Bancaria (AB) convocó a una huelga nacional de 24 horas en la totalidad de las entidades financieras públicas y privadas del país para el viernes 9 de febrero -el día previo al inicio de los cuatro días de carnaval- por el fracaso en las negociaciones paritarias.

El anuncio estuvo a cargo del titular del gremio de la Bancaria, Sergio Palazzo, y es en rechazo de “la propuesta de aumento salarial del 9 por ciento anual ratificada por las cámaras”.

La medida de fuerza del 9 en todo el territorio provocará que la actividad bancaria se reanude recién el miércoles 14 próximo -luego de cinco días-, ya que el lunes 12 y el martes 13 son días feriados por carnaval.

Un documento difundido este jueves con la firma de los dirigentes sindicales, luego de la deliberación del plenario de secretarios generales de las 53 seccionales bancarias, indicó que a esa huelga se sumará otra de 48 horas el 19 y 20 de este mes.

Bajo el título “¿9%? Paramos el 9, también el 19 y el 20. No a la infamia”, la conducción nacional de la organización sindical sostuvo en el texto que “el Gobierno y los bancos quieren aniquilar el poder adquisitivo del salario de los trabajadores, recuperado y consolidado a través de 14 años de paritarias”.

Y agrega que “Gobierno y bancos sostienen que el salario debe ser variable de ajuste del esquema económico “sólo para ricos”, continuando de esa forma al que en diciembre último alcanzó su pico más elevado con el robo a los actuales y futuros jubilados, incluido el despojo a los trabajadores del Banco Provincia que, durante años, realizaron aportes sustancialmente mayores a los del régimen previsional nacional”.

Palazzo añadió que esos sectores reducen impuestos a “los empresarios, mientras aplican el tributo al salario que prometieron derogar, y elevan las contribuciones que propietarios e inquilinos abonan por sus viviendas; suben precios, tarifas de alimentos, bienes y servicios imprescindibles para las familias, mientras los bancos tienen ganancias astronómicas y evaden contribuciones mediante liquidaciones de haberes incorrectas, el no pago de las horas extras y de las categorías”.

Los dirigentes aseveraron que desde hace 40 días “chantajean” a la Bancaria para imponer sólo “un 9 por ciento de aumento, sin considerar la inflación anterior y la futura -que superará el 20 por ciento- e incluso la propia pauta del gobierno nacional”.

“Fuimos pacientes. Gobierno y bancos chantajean en procura de consumar la infamia de destruir los ingresos alimentarios y al sindicato. La patronal es funcional al Gobierno, pero los trabajadores pueden aguantar seis o siete meses de ahogo. ¿Podrán soportar los bancos un conflicto de 10, 20 ó 30 días?”, se preguntó Palazzo ante la prensa y, de inmediato, reflexionó que a “los dos o tres días las entidades chicas tendrán que cerrar u otorgar el aumento”, porque ninguna provincia con “un banco privado como agente financiero aguanta eso sin dinero”, concluyó.

Comentarios (1)

  • Invitado - nancystark

    Excellent read, Positive site, where did u come up with the information on this posting do my paper for me I have read a few of the articles on your website now, and I really like your style. Thanks a million and please keep up the effective work

Añadir comentarios