Locales

 

Querían participar del desfile, pero el gobierno de Sergio Casas desplegó un impresionante operativo de unos 300 efectivos para impedirles el paso
20 de mayo de 2017

En un insólito operativo policial, el gobierno riojano que conduce Sergio Casas reprimió a un pequeño grupo de Madres del Dolor que quería participar del desfile cívico-militar por el 426° aniversario de la provincia, tal como lo habían hecho el año pasado.

Las imágenes son elocuentes: las madres recibieron un impresionante apoyo, mientras que muchos policías escondieron sus rostros por la vergüenza que les dio la represión.

"Queríamos pasar con nuestros carteles al acto, como el año pasado. Éramos no más de diez personas de Famatina, Chilecito, Chepes y de la Capital, y fuimos brutalmente reprimidos por la policía", contó a El Federal Online Mirta Collante, quien pide justicia por su hijo, Mario Taboada, asesinado -según ella- por narcos vinculados al poder político.


"Había comisarios al frente del operativo. Nos tomaron de la mano, nos empujaron. Fue como en la peor parte de la dictadura", comparó Collante.


Hasta ahora no se pronunció el responsable de la policía, el ministro de Gobierno, Claudio Saúl, cuya figura está siendo debatida, ya que será candidato a diputado provincial en la localidad de Chepes y el Tribunal Electoral le concedió la custodia de las urnas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios