Internacionales

 


Más de una decena de países se sumaron al despliegue del operativo rescate del submarino desaparecido hace seis días y enviaron equipamiento con tecnología de vanguardia

La búsqueda del submarino ARA San Juan cumple una semana y por ahora no hay resultados positivos. La incertidumbre por el estado de la embarcación y sus 44 tripulantes va en aumento y este martes la Armada Argentina reconoció que se está entrando a una "fase crítica" relacionada con el oxígeno que necesita el navío.


A partir de la noticia de la desaparición del submarino, varios países comenzaron a brindar su colaboración con aviones, radares, barcos y otros navíos equipados con tecnología de vanguardia para sumarse al operativo. Uno de ellos es el buque noruego Skandi Patagonia, que zarpó este martes al mediodía hacia la zona de rastrillaje desde Comodoro Rivadavia.

 

El Skandi Patagonia, contratado por la Marina de los Estados Unidos tiene 93 metros de largo y una capacidad de hasta 100 tripulantes. Transporta cuatro vehículos sumergibles no tripulados que se manejan por control remoto.

 

En concreto se trata de un Bluefin 12D y tres Iver 580. El primero, capaz de operar a 3 nudos a una profundidad de 5 mil pies durante 30 horas. Mientras que los restantes pueden operar a 2.5 nudos a una profundidad máxima de 325 pies por 14 horas.

Utilizando el sistema Side Scan Sonar, estos equipos autónomos escanearán el fondo marino para intentar detectar cualquier señal. Pueden llegar hasta los 260 metros (850 pies) y tienen capacidad para rescatar seis personas por trayecto, por lo que en caso de hallar el ARA San Juan, el rescate será por tandas.


El coordinador y capitán de navío de la Armada Argentina Gabriel Actis confirmó que el Skandi Patagonia estaría llegando a la zona de búsqueda del submarino "en el lapso de un día y medio a dos".

La Armada de España también participa. Envió tres contenedores especiales para un eventual rescate, cuyo propósito es dotar de oxígeno, alimentos, medicamentos y demás suministros necesarios para los tripulantes, en caso de que el submarino este averiado.

Play
"El equipamiento consiste en 3 POD o contenedores estancos hasta profundidades de 600 metros, que se utilizarían para suministrar material, oxigeno o víveres a un submarino apoyado en el fondo del mar con una avería", informaron las fuerzas españolas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios